Parque Nacional Desierto de los Leones

Cuajimalpa de Morelos, Ciudad de México


Ubicado al suroeste de la Ciudad de México, El Parque Nacional Desierto de los Leones está considerado como una zona de retiro de los habitantes de la Ciudad de México. Allí acuden, principalmente sábados y domingos, numerosas familias y deportistas para practicar sus actividades favoritas, tales como montar en bicicleta, paseos a caballo, running, hacer parrilladas o celebrar eventos familiares.

Es uno de los lugares a los que acudimos cuando queremos desconectar de la ciudad un fin de semana sin recorrer grandes distancias. Sin las aglomeraciones habituales de lunes a viernes, apenas tardaréis media hora en llegar tomando el Ángel de la Independencia como punto de referencia.

Una vez lleguéis a la parte baja, La Venta, lo mejor es continuar subiendo hasta el ex-convento. Éste es del siglo XVII y perteneció a la orden de los Carmelitas Descalzos. La carretera está en buen estado, aunque tiene algunas curvas. Como se ha mencionado anteriormente, cabe recalcar que es un punto de reunión de numerosos ciclistas, así que anda con cuidado tanto al manejar como al pasear con tus perros.

La entrada al Parque Nacional conlleva un costo de 20 pesos por vehículo. Sabrás que has llegado a la zona del ex-convento porque se ubican numerosos restaurantes de comida popular y puestos. Lo mejor es aparcar allí y comenzar el camino.

Se puede visitar el ex-convento aunque no se permite la entrada con mascotas. En ese mismo lado de la carretera, descendiendo por la zona de los puestos y tienditas, se encuentra el lago de los patos. Se puede elegir el camino por escalera o en rampa y se tarda unos 10 minutos en llegar. En la parte más extensa del lago se encuentran los patos que dan el nombre a este lugar. Sin embargo, la zona donde mejor se lo pueden pasar vuestros canes si les gusta el agua es un riachuelo que desemboca en ese lago. También podéis llegar a ese río si emprendéis el ascenso hacia la zona alta, ya que pasa paralelo a un camino y en ocasiones lo cruza (tendréis que saltarlo).


Si deseáis caminar, lo mejor es dirigirse hacia la zona posterior, donde está ubicado el estacionamiento y buscar los caminos de tierra. Si continuáis por la carretera también hay varios senderos que llevan a la parte superior. Si se camina hasta la cima se llegan a alcanzar unos 3300 metros sobre el nivel del mar. En el camino te puedes ir encontrando varias sorpresas como ermitas en ruinas o un campamento abandonado.

Para recuperar fuerzas tras el ejercicio, puedes acudir a los restaurantes que hay al lado del ex-convento para tomar un rico desayuno o almuerzo típico.



55 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo